COPE

Ir a la exposición de la hermandad de El Gran Poder en Cajasol es discurrir por buena parte de la historia del siglo XX en la ciudad de Sevilla. Ahí los nombres de los pintores, de los músicos, de los arquitectos, de los escritores, de los políticos. Ahí el periodismo, la tauromaquia, las instituciones públicas, la sociedad diaria y anónima. También la huella y el signo de la artesanía, de la propia intrahistoria, de tantos nombres y de tantas vidas. La hermandad de El Gran Poder es epítome de la historia de una ciudad. Punto de fuga desde el que se proyectan años, décadas, más de un siglo. Y todo queda resumido en las salas de una exposición que, a pesar de un recorrido un poco caótico, deja idea clara: El Gran Poder lleva en su nombre parte de la ciudad de Sevilla. De la Sevilla que fue y de la Sevilla que es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *