COPE

Bien lo comentaba uno de los presentadores de este programa, Mario Daza: una institución, ya sea el arzobispado o el consejo de cofradías, debería preparar un proyecto común para todas las hermandades respecto de las decisiones de sus cultos y de su actividad. La improvisación no suele ser lo aconsejable en complejas situaciones a su vez improvisadas o sobrevenidas. Aun así, en general, las hermandades de Sevilla han reaccionado de manera solvente a la propagación de la pandemia del coronavirus. Y de una forma sosegada y adulta. Como las palabras de Félix Ríos, hermano mayor del Gran Poder, cuya declaración ha sido ejemplo de cordura y de inteligencia. Si se suspende la Semana Santa no es ningún drama personal, y la fecha en el calendario siempre quedará presente. Por ahí hay quien piensa que en las cofradías predomina un ambiente casi tribal y arcaico (la imagen tópica del andaluz bárbaro y exótico). Y nada más lejos de una realidad que nos acompaña y a la que las hermandades le están dando, con muy buen criterio, respuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *